jaherranz_LS_2

Los informes y planes de desarrollo económico realizados en los últimos años por todos los organismos, nacionales e internacionales, garantizan que la formación es una variable estratégica en la gestión empresarial. De hecho, este paradigma pasa a convertirse en una necesidad tangible en un cotexto de crisis economica global que azota el tejido productivo de este país. El cambio de modelo económico es profundo y obligado y, lejos de suponer un trauma para las empresas, representa una oportunidad única para desarrollar nuevas estrategias de desarrollo orientadas a maximizar la competitividad y el crecimiento económico en nuevos sectores industriales, tecnológicos e I+D+I.

Formación

El mundo de la industria y la empresa ha tenido en el pasado carencias graves y estructurales que inciden decisivamente en su evolución, y ahora son necesarias soluciones urgentes y eficaces para proyectar un nuevo sector empresarial en expansión. Sin duda, una de las pricipales carencias está relacionada con la formación. Esto no significa que en nuestras empresas no existan buenos profesionales, sin embargo son muy pocos los que realmente se han formado en aquellos sectores en los que desarrollan su actividad. Las compañías demandan inténsamente una formación universitaria de sus empleados que, al correr por cuenta del trabajador, parece reportar el máximo beneficio a corto plazo. Sin embargo, este planteamiento ha dejado de lado, en los últimos años, uno de los pilares fundamentales del crecimiento empresarial: la Formación Continua.

La Formación Continua es básica para hacer confluir la formación universitaria de nuestros ejecutivos y directivos con el horizonte de resultados de la empresa, pero no es menos importante su aplicación para los trabajadores que desarrollan su función en procesos productivos, y que requieren un alto nivel de especialización. Es en este último caso donde se puede marcar una diferencia competitiva al diseñar planes de formación como ejes fundamentales de una estrategia empresarial, que contribuirá, de forma decisiva, al incremento de la productividad. Existen muchas fórmulas y paquetes de soluciones en el universo de la Formación Continua, pero la aparición de los Certificados de Profesionalidad Oficiales han marcado un antes y un después en el sector de la formación y de la empresa.

Futuro

Los Certificados de Profesionalidad vienen a suplir algunas de las deficiencias de un modelo que ha relegado a la Formación a Profesional a un segundo plano, mientras que nuestro tejido productivo adolece de la falta de profesionales bien formados en áreas concretas de sectores productivos. Actuálmente existen más de 650 cualificaciones profesionales de certificados de profesionalidad, y no cabe duda que se incrementarán en los próximos años a medida que las necesidades de los sectores productivos vayan creciendo. La naturaleza modular de este tipo de formación hace indispensable un estudio riguroso del contexto de la empresa a la hora de diseñar un plan de formación integral, lo que supone un reto para las consultoras de formación que tienen que adaptarse a las necesidades  del futuro tejido empresarial.

“Cuando se unen talento, talante y vocación surge el entusiasmo”

Talento

Hay una cosa que une a las empresas y a los seres humanos: nacen incompletos. Ambos tienen que definirse, diferenciarse y conocer sus límites. La vocación y el conocimiento son los únicos instrumentos con los que cuentan las empresas y los individuos para desarrollar todo su potencial en un entorno socio-económico que no favorece la creación del talento y su descubrimiento. Por esta razón, ya nadie duda que la formación es un instrumento esencial que permite a las empresas descubrir ese talento y crear el Know-How necesario para desarrollar su actividad en un entorno tan competitivo.

La creación de talento y el cómo retenerlo supondrán algunos de los grandes retos de las compañías durante los próximos años, y para ello será necesario un esfuerzo muy importante por parte de las empresas de formación y consultoría a la hora de diseñar las mejores estrategias  y re-enfocar un sector que se enfrenta a un nuevo contexto plagado de nuevas oportunidades.

Juan Antonio Herranz Robles
Fundador y CEO de Lider System

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentarios de la entrada